EEUU rebaja pretensiones sobre subsidios para impulsar acuerdo comercial con China

WASHINGTON/PEKÍN (Reuters) – Los negociadores de EEUU han rebajado sus exigencias en materia de reducción de ayudas industriales por parte de China como condición para alcanzar un acuerdo comercial tras la fuerte resistencia mostrada por el gigante asiático, según dos fuentes familiarizadas con la situación, lo que supondría un paso atrás de EEUU en uno de sus principales objetivos en las conversaciones comerciales.

Las dos economías más grandes del mundo llevan inmersas en una guerra comercial que ya ha costado más de mil millones de dólares desde hace nueve meses, ha agitado los mercados financieros y trastocado las cadenas de distribución.

La administración del presidente Donald Trump ha aplicado aranceles de un valor de hasta 250 mil millones de dólares a las importaciones chinas, ejerciendo presión para poner fin a distintas políticas.

Entre ellas, se encuentra la de la reducción de los subsidios industriales a empresas chinas, que Washington dice afectan a la competitividad de las estadounidenses.

China respondió a los aranceles de Trump actuando de la misma manera contra los bienes estadounidenses.

El tema de las subvenciones industriales es especialmente espinoso para China al estar interrelacionados con la política de su gobierno. Pekín concede ayudas y exenciones fiscales a firmas estatales y a sectores que ellos consideran estratégicos para su desarrollo a largo plazo.

El presidente de China, Xi Jinping, ha consolidado el papel del Estado en la economía estos últimos años.

Según las fuentes, en un intento por lograr un acuerdo en el próximo mes, los negociadores de EEUU se han resignado a ceder más de lo que pretendían en cuanto a la reducción de esos subsidios y se centran ahora en otras áreas donde sus demandas podrían ser más accesibles.

Estas últimas demandas incluyen la finalización de las transferencias forzadas de tecnologías, la mejora de la protección de la propiedad intelectual y una mayor apertura de los mercados chinos, añadieron las fuentes. China ya ha cedido terreno en dichas cuestiones.