INTERNACIONAL

Venezuela aprueba referendo no vinculante sobre el Esequibo

Venezuela celebró un referendo para reforzar el reclamo territorial con Guyana sobre la región del Esequibo, en el que fue notoria la poca afluencia de votantes, según medios.

Los venezolanos respaldaron este domingo (03.12.2023), mediante referendo, la anexión del territorio en disputa con Guyana, de casi 160.000 kilómetros cuadrados, según los primeros resultados de la consulta no vinculante celebrada en el país, ofrecidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE), que detalló que se obtuvieron un total de 10.554.320 votos.

El 95,93 % de los venezolanos que participaron en la consulta, de la que el CNE no informó el porcentaje de abstención, respondió afirmativamente a la quinta pregunta, en la que se les interrogó si estaban o no de acuerdo con anexionar al mapa nacional la zona disputada y crear allí una nueva región llamada Guayana Esequiba.

Con este resultado, el Gobierno de Nicolás Maduro ha obtenido respaldo popular para desarrollar, como planteaba la pregunta, «un plan acelerado para la atención integral a la población actual y futura» de esta zona, que incluye otorgar la ciudadanía a las 125.000 personas que allí residen, en su mayoría comunidades indígenas.

En estas votaciones, promovidas por el chavismo y una parte de la oposición, los venezolanos, en un 95,94 %, también se mostraron de acuerdo en oponerse «por todos los medios» a la pretensión de Guyana, que controla el territorio en cuestión, de «disponer unilateralmente» de aguas que Caracas considera «pendiente por delimitar».

Asimismo, el 95,40 % de los votantes respaldó la idea de «no reconocer la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia» (CIJ) en esta controversia del siglo XIX, la cual está siendo dirimida en ese tribunal desde 2018.

Además, el 98,11 % apoyó, como lo hace el Ejecutivo, el Acuerdo de Ginebra como el «único instrumento jurídico válido para alcanzar una solución» en este pleito, en alusión al documento firmado en 1966, según el cual las partes se comprometen a hallar un desenlace «satisfactorio» para ambas naciones a través de negociaciones directas.

«Nada que temer»

El referendo también sirvió para que un 97,83 % rechazara, «por todos los medios», el Laudo Arbitral de París, el argumento jurídico de Guyana en la disputa y el que ha definido las fronteras actuales desde 1899, tiempo en el que Caracas no ha controlado el territorio bajo pleito.

El CNE habló de «10.554.320 votos», sin explicar si corresponden a igual número de electores o se realizó un cómputo de cinco votos por persona, correspondientes a la cifra de preguntas respondidas por cada participante.

El presidente Nicolás Maduro, que busca la reelección en 2024, votó primero en su centro en un fuerte militar. «Hoy estamos votando como Venezuela por un solo color, un solo sentimiento», dijo a periodistas después de sufragar.

Maduro anunció una nueva y «poderosa» etapa en la disputa territorial con Guyana, luego de conocerse los resultados del referendo no vinculante celebrado en el país, en el que la gran mayoría de electores respaldaron la propuesta de anexionar la zona bajo pleito al mapa nacional.

«Hoy el pueblo habló duro, alto y claro y vamos a iniciar una nueva etapa, poderosa, porque llevamos el mandato del pueblo, llevamos la voz del pueblo», remarcó el mandatario, frente a una multitud, minutos después de que el Consejo Nacional Electoral anunciara los resultados de la consulta, que cerró con 10.554.320 votos.

Venezuela argumenta que el río Esequibo es la frontera natural, como en 1777 cuando era Capitanía General del imperio español. Apela al Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 antes de la independencia de Guyana del Reino Unido, que sienta las bases para una solución negociada y anuló un laudo de 1899, que definió los límites que defiende Guyana, país que pide que sean ratificados por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), máximo tribunal de Naciones Unidas.

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, quien pidió sin éxito a la CIJ suspender el referendo, dijo a sus compatriotas que no tenían «nada que temer».

«Estamos trabajando sin descanso para garantizar que nuestras fronteras permanezcan intactas y que la población y nuestro país sigan estando seguros», dijo en una transmisión en Facebook. «Es una oportunidad para que muestren madurez» y «responsabilidad».

mg (afp, efe)

Botón volver arriba