Cúrcuma en polvo: la planta con alta capacidad preventiva e inhibidora para diferentes tipos de cáncer

Esta especia tiene la capacidad de matar células malignas usando bajas dosis, pero debe ser utilizada rallada o en polvo, y no en pastillas.

La cúrcuma es una planta con múltiples propiedades beneficiosas para la salud, entre las que destacan su alta capacidad preventiva e inhibidora del cáncer. En este sentido, una experta al respecto, indica que la cúrcuma en polvo puede hacer que los pólipos no se conviertan en tumor.

Se trata de Gloria Calaf, destacada profesora de Biología de la Universidad de Tarapacá, Magíster y Doctora en Ciencias Biológicas de la Michigan State University, que lleva décadas investigando el cáncer y agentes cancerígenos.

De acuerdo a la investigadora, “si una persona tiene tendencia a generar pólipos (que son lesiones benignas que se pueden transformarse en tumores cancerígenos) y empieza a tomar cúrcuma, ese pólipo no va a crecer y no logrará convertirse en un tumor maligno”.

Cúrcuma en polvo: la destructora de células malignas

Según Calaf, en lugares donde el consumo de esta especia es alto (India), se ha demostrado que “no se observan tanto cáncer, especialmente el de mama”. Sin embargo, enfatiza que esta enfermedad se produce con mayor frecuencia en países donde se usan metales pesados y pesticidas.

Tras realizar diversos estudios, logró demostrar que “al utilizar células normales y malignas en los trabajos experimentales, este producto solo destruye las células malignas, requiriendo pequeñas dosis para lograrlo”.

Sin embargo, indicó un aspecto clave para tener en cuenta: “lo que debe consumirse es el producto en polvo, no las pastillas, ya que no tienen el efecto de generar un cambio en las células malignas. Es importante que esto se hable y se pueda enfatizar”.

“La cúrcuma nos sirve para diferentes tipos de cáncer, no solo para los de mama, sino que también se ha visto en otros tipos, como en el de la piel, ya que otros investigadores han estudiado y complementado el hecho de que podemos matar células malignas”, agregó.

Una vida de investigación

“Yo partí hace muchos años en diferentes laboratorios del mundo, desarrollando diversos modelos de estudio, trasladándome así a distintos lugares, porque en los años 80 no había apoyo en Chile para el tema cáncer”, detalló Gloria Calaf.

Actualmente, eso ha cambiado, ya que cuenta con recursos del Fondo Nacional de Ciencias. Gracias a esto, ha logrado conformar un equipo compuesto, en su mayoría, por jóvenes investigadores que han seguido sus pasos.

“Trabajé en Francia, Inglaterra, Estados Unidos, y así fui avanzando en diferentes aspectos de este tema para luego regresar a Chile a estudiar los efectos de los pesticidas, y los riesgos para las mujeres”, afirmó.

Actualmente, Calaf trabaja con dos modelos experimentales en pesticidas y radiación, y su sistema es in vitro u en vivo. “Ambos modelos, se basan en el uso de las células normales en presencia de estas sustancias, que se transforman en malignas”, comentó.

Acerca del modelo desarrollado en radiación ionizante, trabajó cinco años en el Centro de investigaciones en radiación de la Columbia University, en Nueva York.

Riesgos de los tatuajes

Por otro lado, para la destacada investigadora en temas relacionados con el cáncer, es de suma relevancia que exista una prevención en cuanto al uso de los tatuajes.

“Son más peligrosos de lo que la gente se puede imaginar, son posiblemente cancerígenos porque son metales pesados y cada día las personas se ponen gran número de ellos en los brazos, y en todo el cuerpo”, explicó.

Por este motivo, señala que “esa gente va a tener problemas, posiblemente cáncer, o enfermedades neurológicas, o también extrañas que no van a poder definir”.

La científica advirtió que “la juventud no tiene el mismo futuro que nosotros, la generación mayor está viviendo más, pero las futuras generaciones están expuestas a dichos metales pesados en su piel, además de los pesticidas”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba