Martes de Challa: alcalde Espíndola le pidió a la Pachamama por Arica y su gente

os instrumentos de los Tarqueros de Molino retumbaron con fuerza en las paredes del edificio Consistorial. Así comenzó el Martes de Challa en la Municipalidad de Arica. Junto al alcalde Gerardo Espíndola, las y los bailarines del Volcán de Guallatire, recorrieron cada rincón, cada oficina y cada espacio, donde las y los funcionarios municipales hacen su mejor esfuerzo por la comunidad y por la tierra bendita que los cobija.

En la Pawa efectuada en el hall del Consistorial, el alcalde Espíndola le pidió a la Pachamama que “la sabiduría prime en cada una de las decisiones que vamos tomando. El jefe comunal también pidió por las personas que los últimos días han sufrido incendios en Arica y por las familias que a causa del fuego perdieron sus casas y sus seres queridos en la quinta región.

Trabajo en equipo

Por su parte, el concejal Max Schauer pidió que las autoridades regionales y nacionales trabajen en equipo, y para que la comunidad ariqueña se sume a esta labor, porque “la ciudad la hacemos entre todas y todos”, señaló Schauer.

Luego de pedirle a la Pachamama por la cosecha y por la prosperidad de la región de Arica y Parinacota. El alcalde Espíndola se dirigió al Mercado Cabo Aroca, donde junto a los comerciantes, sus caseritas y caseritos, celebró el Martes de Challa.

Para que la ganadería y la agricultura se reproduzcan en buena hora, el Martes de Challa prosiguió a ritmo de tumbe en el casco histórico de Arica, donde el pueblo tribal afrodescendiente se hizo sentir con esa contagiosa y desbordante energía que inundó de música, baile y color, las oficinas municipales del pasaje Sangra, en el emblemático Mercado Central y en la Casa de la Cultura, ex aduana.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba